Actividades

 
 

Lunes 29 de septiembre de 2014

 

 

La concesionaria San Antonio Terminal Internacional (STI) invirtió US$6 millones en cuatro grúas RTG que permitirían mejorar la seguridad, aumentar la capacidad y mejorar el servicio a sus usuarios.


Este viernes arribó al puerto de San Antonio el buque BBC Spring que trae un cargamento de cuatro nuevas grúas Rubber Tire Gantry (RTG), que provienen desde Vietnam para ser instaladas en los sitios concesionados de la empresa San Antonio Terminal Internacional (STI).


La compañía informó que se trata de maquinaria de última generación y únicas en los puertos chilenos, que apoyarán la mejora continua de los servicios que presta la concesionaria.


El gerente general (i), Yurik Díaz, destacó que las grúas darán mayor seguridad a las operaciones del terminal y permitirán “seguir mejorando la tasa de atención en la recepción y despacho de contenedores, además de aumentar la capacidad de almacenamiento del terminal”.
Díaz detalló que se trata de una inversión de US$ 6 millones y recordó que esta adquisición es parte del proyecto de expansión y modernización del terminal.


Se prevé que la primera quincena de octubre estas grúas ya estén operando en STI. Otras dos RTG se sumarán en los próximos meses junto a dos nuevas grúas Gantry Super Post Panamax.

 

Características técnicas
Una de sus principales características de este tipo de grúas es que son eléctricas, lo que permite disminuir emisiones contaminantes, y disminuir la contaminación acústica dentro del terminal.


La RTG pesa 180 toneladas, y tiene 29,83 metros de alto (equivalente a un edificio de 9 pisos), 29,54 de ancho y 20,30 de largo.


Su máxima capacidad de carga es de 50 toneladas, y su velocidad de levante es de 24 metros por minuto con carga, y 61 metros por minuto sin carga. Su velocidad de desplazamiento, en tanto, alcanza los 135 metros por minuto. La altura de acopio alcanza a seis contenedores, y siete acopiados a lo ancho.

Lunes 29 de septiembre de 2014

Fuente: Nuestro Mar

 

 

El director de Seguridad y Operaciones Marítimas, contraalmirante litoral Iván Valenzuela, dijo que esta medida tiene como objetivo darles mayor seguridad a los trabajadores portuarios.


El director de Seguridad y Operaciones Marítimas de la Dirección General del Territorio Marítimo y de la Marina Mercante (Directemar), contraalmirante litoral Iván Valenzuela, anunció que muy pronto se implementará una serie de cambios a las normas que regulan el trabajo portuario y la certificación de los equipos que se utilizan en estas labores.


En visita a San Antonio, donde participó en un seminario de prevención de riesgos, Valenzuela recalcó que la Armada está preocupada de darles mayor seguridad a los trabajadores portuarios y que eso implica no “quedarse sólo en el discurso”.


“Queremos enfocarnos también a otros aspectos que hoy día la reglamentación actual no cubre, como por ejemplo todos los elementos que son grúas, horquillas, grúas Gantry, todo el equipamiento portuario que se utiliza en la transferencia de carga desde buques a puerto, ahí también queremos un poquito de énfasis en lo que es la certificación, justamente, de este equipamiento para que podamos tener la certeza de que los elementos que están siendo utilizados por los trabajadores portuarios en las faenas del puerto están también en las mejores condiciones”, explicó el director de Seguridad y Operaciones Marítimas.


Añadió que no se ha determinado aún si la Armada usará inspectores propios o externos para ejecutar esta labor de fiscalización y certificación en los terminales, lo que implicará una mayor injerencia de la Autoridad Marítima para asegurar una mantención eficiente y real de los equipos que se utilizan en los trabajos portuarios. “Creo que por la falta de personal que nosotros tenemos, especialmente en el tema de inspección de nave, pues hoy día tenemos el 100% de nuestro objetivo dedicado a la seguridad de la nave, creo que dentro de las posibilidades que estamos viendo es primero hacer cursos de auditores que posteriormente van a ser los inspectores que van a certificar bajo el visto bueno de la Autoridad Marítima”, detalló a Revista Nuestro Mar.
Valenzuela enfatizó que el cambio en la normativa “va enfocado en que todo el equipamiento portuario que se utiliza en las instalaciones portuarias va a ser inspeccionado y certificado, para determinar su condición operativa y para acreditar que estos elementos no puedan constituir bases para que ocurran accidentes”.


Con todo, el contraalmirante Valenzuela recalcó que el gran desafío de los trabajadores portuarios es asumir siempre la conducta del autocuidado para prevenir cualquier accidente laboral en los terminales de Chile.

Miércoles 24 de septiembre de 2014

 

El municipio busca facilitar la realización de este trámite a los transportistas durante los últimos días que quedan para hacerlo.

 

La Comunidad Logística de San Antonio, Colsa, en conjunto con Epsa coordinó con la Municipalidad de San Antonio la habilitación de un contenedor equipado para la venta y renovación de permisos de circulación de camiones en el sector del nodo logístico ubicado al interior del puerto.

 

La idea busca acercar esta oficina municipal a los transportistas y así facilitar el proceso.

 

Los días que atenderán en el aparcadero serán miércoles 24, jueves 25 y viernes 26 de septiembre. Los horarios de atención serán de 10:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 18:00 horas.

 

Desde Colsa, también indicaron que para todas aquellas personas que quieran saber si tienen algún parte cursado o pendiente, pueden solicitar la información al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. .

 

“La idea es que todos los transportistas que lleguen a San Antonio, hagan los esfuerzos para renovar su permiso en San Antonio. Se les agradecerá la gestión”, argumentó Mónica Wityk, gerente de Colsa.