Actividades

 
 

Lunes 08 de febrero de 2016

Fuente: Diario El Líder de San Antonio 

 

El próximo miércoles 10 de febrero, los técnicos de la empresa Puerto Central (PCE) terminarán de instalar en su lugar definitivo la última de las cuatro grúas Ship to Shore (STS) que tendrá la concesionaria para las futuras operaciones en el terminal Costanera Espigón.

La semana pasada, según informó el gerente de Operaciones de PCE, Mauricio Argandoña, los especialistas a cargo del armado de la maquinaria concluyeron las faenas de la última de estas estructuras gigantes y con ello ya sólo restan dos días para que todas queden totalmente operativas.

"El trabajo se ha hecho de acuerdo a lo programado", explicó Argandoña sobre este proceso.

Una vez que ya estén en funciones las cuatro grúas STS y que además concluyan las faenas de dragado que realiza la Empresa Portuaria San Antonio en la poza, PCE se aprestará a recibir las primeras naves de gran tamaño en el muelle Costanera Espigón, que es el fin último de todas las inversiones que ha concretado desde su llegada, en 2011, a San Antonio.

"Se necesitan 14 metros como mínimo de profundidad. Cuando termine esa primera fase (del dragado), se requiere hacer un batimetría que es realizada por el Shoa y eso toma al menos unos 20 días hábiles. Esperamos recibir el primer barco en marzo, los primeros días de marzo", declaró el ejecutivo.

En su proyecto, PCE, del Grupo Matte, invertirá 480 millones de dólares, que incluyen esta primera etapa con 350 metros de muelle en Costanera Espigón, y en una segunda fase, la misma cantidad de extensión para ese sitio.

Lunes 08 de febrero de 2016

 

Víctor Valenzuela, presidente del Comité de Logística, cuenta con vasta experiencia en entidades públicas y privadas relacionadas al Comercio Internacional en Chile y el extranjero, recibió la distinción del equipo Doing Business.


El equipo de Doing Business del Banco Mundial reconoció la “valiosa contribución, tiempo y esfuerzo” que Víctor Valenzuela dedicó al desarrollo de los indicadores del decimotercer informe “Midiendo la calidad y eficiencia regulatoria 2016”, que son una serie de documentos anuales que miden objetivamente la regulación del ámbito empresarial, así como su impacto en la práctica diaria.

“Aportes como el suyo han sido esenciales para asegurar la calidad y rigurosidad de la información en Doing Business 2016. Es por ello que estaremos encantados de poder seguir contando con su cooperación en el futuro, para poder seguir midiendo con precisión el impacto de la legislación en el ámbito empresarial”, señala el certificado de reconocimiento firmado por el equipo del Banco Mundial.

EXPERTISE
Víctor Valenzuela, quien ha sido considerado por tercera vez para formar parte del staff de profesionales dijo que “realmente constituye sólo un reconocimiento por haber participado en el desarrollo de los indicadores Doing Business del Banco Mundial, referidos al área de comercio exterior en Chile. Hay otros que también lo han hecho, como el Agente de Aduanas Alan Smith”.

Agregó que “creo que -además de mi larga experiencia en Aduana- se debe al hecho que yo he estado trabajando como Consultor del Banco Mundial en materias aduaneras, en consultorías de corto plazo en Nicaragua (2 veces) y en Costa Rica.

Valenzuela, que actualmente asesora a Puerto Columbo y tiene una vasta trayectoria en el Servicio Nacional de Aduana, señaló que “el Banco Mundial selecciona a los profesionales que cumplan ciertas exigencias que les den seguridad de que la información a aportar será fidedigna y, una vez al año, nos remite un cuestionario que debemos desarrollar de acuerdo a nuestras competencias. Las respuestas, una vez elaboradas y enviadas, las comparan y, ante cualquier duda, nos piden revisión o mayores antecedentes, incluso telefónicamente”.

INFORME
El informe fue entregado el 27 de octubre y se puede visitar el sitio en internet en http://www.doingbusiness.org, donde reconocen la contribución de Víctor Valenzuela al proyecto en la sección "Contributors".
Asimismo, esta página de Internet provee información más detallada sobre la metodología utilizada, y los resultados de los estudios del equipo. También se pueden realizar búsquedas específicas y comparativas entre países.
Los datos de Doing Business 2016 están actualizados a fecha de 1 de junio de 2015. Los indicadores se utilizan para analizar los resultados económicos e identificar qué reformas de la regulación empresarial han funcionado, dónde y por qué. El informe de este año continúa un proceso de dos años de introducción de mejoras en 8 de los 10 indicadores – para complementar el enfoque en la eficiencia de la regulación con un mayor énfasis en su calidad.

 

Miércoles 03 de febrero de 2016

Fuente: El Líder

 

En 1997, el Estado de Chile creó la Ley 19.542 con la que EMPORCHI se atomizaba y se creaban las 10 empresas portuarias de nuestro país.

El desafío a emprender era grande, se debía descentralizar la gestión de la administración que cada puerto posee. Además, se debía desarrollar un plan de desarrollo donde se incluía concesionar la poca infraestructura existente, para estar en condiciones de competir en buen pie con la siempre creciente industria marítima internacional.

La tarea de modernizar la actividad marítima no hubiese sido posible sin el tesón de los trabajadores portuarios de San Antonio, quienes pasaron de la descarga de mercancías en sacos y chinguillos a mover grúas y contenedores. También cabe la pena destacar que nuestros "viejos" son conocidos en Chile entero por su bravura. Tampoco se habría podido avanzar tanto sin la experticia ni visión de las 3 empresas concesionarias que aceptaron el desafío de modernizar y operar con seguridad nuestros frentes de atraque.

En los 18 años que ya han transcurrido desde ese histórico momento, San Antonio se erige como el líder indiscutido en transferencia de cargas en el país y está más presente que nunca en la vida de los chilenos. A sus muelles llega la mayoría del trigo y granos que consumimos a diario, la mayor parte de los vehículos en los que nos transportamos y un porcentaje importante de las cosas que tenemos en casa llegaron hasta este rincón del mundo en un contenedor que llegó a San Antonio.

Para la ciudad, el cambio durante este tiempo también fue considerable, el crecimiento sostenido del puerto la transformó en una importante fuente de empleo directo y no son pocos quienes trabajan en actividades conexas y de servicios relacionados con el incesante hormigueo de nuestro terminal.

Durante el tiempo transcurrido, el puerto y la ciudad se han ido amalgamando. Trabajo en conjunto y ponerse en el lugar del otro han sido fundamentales para esta nueva etapa de diálogo fluido entre el puerto, las autoridades de San Antonio y su comunidad. Fruto de esta colaboración, la visión de largo plazo de nuestra actividad es también la de la ciudad, los proyectos de crecimiento que hoy se proyectan para la actividad marítima contemplan todos la visión del municipio y su equipo técnico. Lo anterior, con un solo objetivo: que la ciudad y el puerto crezcan con armonía.

Al cumplir su mayoría de edad, la Empresa Portuaria San Antonio y sus 3 concesionarios, están muy presentes en la ciudad. Así es como hoy todos colaboramos en las más diversas actividades del quehacer diario de nuestra comunidad; en programas de educación y reciclaje, aportes a la cultura y el deporte, por sólo nombrar algunos. La administración del Paseo Bellamar, uno de los principales puntos de atractivo de la zona, la colaboración que todas las empresas del puerto hacen al carnaval de Murgas y Comparsas, son buenos ejemplos de la relación madura que existe entre ambas partes.

Finalizo estas líneas, agradeciendo a San Antonio entero, a sus autoridades y comunidad por la confianza depositada y el apoyo que le dan a la actividad portuaria, a nuestros concesionarios: Puerto Panul, San Antonio Terminal Internacional y Puerto Central, por el gran trabajo realizado y a los portuarios de San Antonio, sean estos activos o retirados, por ayudar a construir el sitial de puerto número uno que hoy ostentamos.